El PP es anticapitalista… y lo sabes.

Capitalismo financiero

Desde lo personal, a veces creo que he sufrido grandes cambios en mi forma de pensar, apoyando formaciones de izquierdas en vez de mi pensamiento tradicional, que era de centro derecha en lo económico y de centro izquierda en lo social-ético.

Sin embargo, analizando la realidad creo que quien ha operado un gran cambio es el partido de referencia en la derecha. Desde el aznarismo a esta parte el PP se ha convertido en un partido que nada tiene que ver con el liberalismo o, por extensión, en el capitalismo.

Voy a dar unas pinceladas de qué quiero decir con esto:

1.- El PP se preocupa de los mercados, no de la economía real.

Y cuando digo de los mercados no me refiero a los mercados de deuda, que podría ser normal (para que no se te dispare). El problema es que también se preocupa, y mucho de los mercados secundarios de capitales sociales. Es decir, de acciones. De la Bolsa. La bolsa, entendámoslo de una vez, es algo que sólo afecta a las empresas en dos momentos. En los de su salida inicial, para capitalizarse, o en los de emisiones de aumento de capital, cuando éstos son públicos, lo cual sucede no demasiadas veces. El resto de días, el hecho de que una sociedad suba o baje sólo afecta a sus accionistas si decidieran vender, pero no a la empresa en sí, ni a su capital social, que sigue siendo el mismo. Las empresas no se llevan porcentaje de las operaciones bursátiles. Una filtración negativa puede afectar a la empresa en bolsa, y la empresa estar en la misma situación.

Capitalismo financiero
Licencia CC by Pablo. Flickr http://bit.ly/1zQquSR

¿Quién se ve afectado entonces? Los especuladores. Los que entran en el capital social de una empresa y luego la venden sin problemas al mejor postor. Los que no sienten la empresa, Los que van a obtener rendimiento inmediato y les da igual filtrar una noticia negativa falsa, con tal de que el precio de las acciones baje y poder hacerse con mayor cantidad de acciones o noticias positivas también falsas que haga que suba. La producción de la empresa, se la trae al pairo. No va a por el dividendo. Va a por la plusvalía. Es diferente.

Pues eso lo apoya el PP. Eso tan alejado de la economía real, pero que favorece enormemente a la Banca, compañías de seguro, fondos de inversión y, en definitiva, esos sectores FINANCIEROS tan queridos por nuestros políticos.

2.- El PP asfixia a la pequeña empresa a favor de las oligarquías.

En todas los países de nuestro entorno importantes, como Alemania, Francia, Reino Unido, etc. existen diversos factores que favorecen el surgimiento de pequeños negocios que, a la larga, por su menor capacidad de inversión en tecnología punta sustitutiva del ser humano, son las que más puestos de trabajo crean.

Por ejemplo, con una banca pública fuerte. ¿Te suena de izquierdas? Pues has de saber que en Alemania, Reino Unido y Francia, entre otros, existe esa banca pública cuya misión es, principalmente, fomentar el consumo de bienes y servicios y prestar apoyo a pequeños negocios. ¿Te suena que tu banco haga eso? Bueno, eso dicen. Pero la realidad.

En España teníamos dos líneas de banca pública. Una era la formada por Argentaria, Podía servir para canalizar los ICO, además del crédito a la exportación, etc. Y la otra eran las cajas de ahorro. A la primera se la cargó Aznar, malvendiéndola a la banca privada, para que estuvieran bien contentos. A la segunda se la cargaron entre todos los partidos políticos, que vieron en ellas una forma segura de financiación (y, pensaban ellos, inagotable).

Hoy no existe Banca Pública en España. Y así nos va.

Pero es que encima aplastamos a los autónomos. Hoy ser autónomo en España es de lo más caro e insostenible que hay en la Unión Europea. ¿Quién puede permitirse ser autónomo en España?

3.- No se fomenta la competencia

Por lo menos no desde un punto de vista totalmente liberal. El PP ha entendido el liberalismo como desregulación en lo económico y regulación en lo ético-moral. No te voy a prohibir que mates de hambre a un hombre, pero te voy a prohibir que abortes o que te cases si no cumples con ciertas condiciones que coinciden con las de la Iglesia.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad. En un marco desregulado la competencia deviene en imposible. En un marco desregulado una gran empresa que puede comprar donde quiera, presionar por precios, acceder a formación casi ilimitada y recursos amplios, se come a la pequeña cuando quiere. Legislaciones que protejan a los trabajadores, que limiten los abusos en la contratación, que prohiban trabajar a pérdidas, que limiten la capacidad de abusar de una posición dominante.

Nada de eso se ve en las políticas económicas del PP. Sube la luz,.. menos para los que tienen la capacidad de negociar precios. Bajan los impuestos para las grandes corporaciones.

4.- Socializan la deuda, privatizan los beneficios.

No veo mal que se privaticen los beneficios. Lo veo bien, genial. Ahora bien. Si por mala gestión un banco, o una gran constructora o quien sea se equivoca, tendremos que asumir que sus accionistas, que son de una forma u otra empresarios, asuman también las deudas.

¿Qué hacer entonces con los depositantes si un banco cae? Desde luego, no rescatarlo. Se nacionaliza. En vez de utilizar el dinero para tapar los agujeros del banco, se utiliza para garantizar los depósitos.

Y por supuesto, para evitarlo del todo, se toman las medidas de control necesarias para que eso no ocurra. Aunque claro. Si están financiando a los partidos, tal vez no interese ese control. Tal vez sea eso lo que ha pasado, ¿no?

En definitiva. En muchos países, como Uruguay, el hecho de que los partidos tradicionales terminaran siendo corruptos y solo estuvieran pendientes de favorecer a unos pocos, forzó  el surgimiento de plataformas como el “Frente amplio” que aglutinó a movimientos de la izquierda, pero sorprendentemente, también a elementos de la democracia cristiana o, incluso, del liberalismo clásico. Por eso yo, a día de hoy, me siento más identificado con plataformas políticas que no son ni de derechas ni de izquierdas y no con el PP.

 

Written by 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduce el numero que corresponde a esta operación aritmética: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.