Festejos irregulares.

Permitidme que haga algo que no suelo hacer, y es copiar literalmente un texto ajeno, pero este me ha parecido especialmente bueno y por ello lo comparto. El texto original es de un amigo, Bonifacio Rodríguez Figueroa, y lo copio literalmente de su muro de facebook.

El que aparece en la fotografía es Miguel Angel Villanueva, vicealcalde de Madrid. El día 1 de noviembre, al día siguiente de la tragedia del Madrid Arena afirmo sin titubear ante los medios de comunicación que todo lo concerniente al edificio y a la actividad desarrollada en él estaban correctos. Para los que llevamos ya algunos años en la ingeniería industrial esta afirmación nos pareció poco menos que temeraria, irresponsable e interesada. Al día siguiente tenía un almuerzo con unos compañeros de profesión y al comentar la tragedia todos coincidimos en que la rotunda afirmación del vicealcalde escondía gato encerrado. ¿Por qué lo sospechamos? Porque estamos acostumbrados a batallar con la administración, a que tarden más de 8 meses en contestarte si te habilitan o no una industria, a que soliciten que aportes la documentación más peregrina que se les pueda ocurrir, a que te pasen al limbo de los inocentes o que te hayan perdido el expediente….Por otro lado la normativa a aplicar a una actividad comercial o industrial es tan exigente que si se aplicase al pie de la letra no se abriría ningún comercio o industria o si lo hiciesen el coste de implantación sería el triple del actual. Pero además, si se aplica la normativa es materialmente imposible que ocurra una tragedia como la ocurrida. En Cefiv hemos llegado a presentar ante el ayuntamiento correspondiente planes de emergencia y evacuación para cafeterías de 50 m2, superficie igual a un poco más el comedor de nuestra casa. Sería interesante en este caso saber si alguien se encargo de exigir y comprobar si el local estaba habilitado para una macrofiesta, porque de ser así y haber aplicado la normativa no habría ocurrido la tragedia.

Lentamente afloran todas las deficiencias de las que el ayuntamiento de Madrid como propietario del edificio, arrendador y garante de que se cumple la ley es el principal responsable y en consecuencia todos los políticos responsables, incluido el vicealcalde. La administración pública y los cargos electos están para proteger y defender a los ciudadanos ante actos como puede ser la codicia de unos organizadores de espectáculos. Es infame e indigno que determinados medios de comunicación echen la culpa sobre los jóvenes, sobre la hora, sobre si estaban ebrios….acaban de llegar al mundo, quieren conocerlo y divertirse nada más. Todos somos esclavos de nuestras palabras: como todo no estaba correcto creo que el vicealcalde debería dimitir y asumir su responsabilidad. Sería un al menos un gesto digno para con las víctimas y sus familias.

Written by 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduce el numero que corresponde a esta operación aritmética: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.