“Looking back in anger” (o “Cuéntame como pasó”)

Recuerdo cuando era niño un concurso de televisión, “Gente Joven”. Era un concurso musical, lo que hoy estúpidamente se llama “talent show”, en el cual había cuatro categorías, que yo recuerde. A saber, Canción Ligera, Canción Española, Bailes Regionales y Variedades (no recuerdo si dentro de esta categoría o como una quinta hubo un tiempo en que también cantaban tunas).  Qué tiempos aquellos, en los que los bailes regionales, ni siquiera autonómicos, ocupaban un espacio en la televisión pública. Junto con ellos, otros programas dignos de recordar a través de “Cuéntame como pasó” o la búsqueda en youtube. Las canciones sexistas de los payasos de la tele (con la que alguna feminazi creció traumatizada), o los toros..

Un momento… ¿he dicho los toros? Si,bueno, parecían cosa del pasado. Erradicados de TVE, como corresponde a una costumbre llamada a desaparecer, sin embargo ahora vuelven a la cadena pública de mano de estos gobernantes a los que no les tiembla el pulso a la hora de despedir y defenestrar a una PROFESIONAL de la talla de Ana Pastor y sin mediar palabra se malgasta el dinero público en esa especie de sacrificio ritual a la que muchos descerebrados gustan en llamar “Fiesta Nacional”. Como si fuera algo de lo que sentirse orgulloso.l Parece que aun no se han dado cuenta de que nuestra fiesta nacional es malgastar el dinero público. Tirarlo. Emplearlo mal.

Y es que por un lado hay que entretener al pueblo. A parte de ellos, los entretienen con el espectáculo taurino (¿arte? Perdón, llámenlo por su nombre, espectáculo. El que algún gilipollas “repeinao” de gomina de los que hablan en el programa de Carlos Herrera, oliendo sevillanía de la rancia por los cuatro costados lo llame así, no eleva el mero espectáculo a rango de arte). A la otra parte, los entretienen con una discusión estéril. (Si, como aquellas de las que acusaban al PSOE, pues ahora lo hacen la manada de garrulos que siguen al pusilánime más taciturno de la historia de España, el de la barba).

Y al final, el dinero público cambia de manos sin cambiar. En vez de entretenernos con discusiones bizantinas de feminazis (que era en lo que se iba el dinero público con el PSOE), se va en entretenimiento de cuatro mataos elevados a las alturas de “críticos de arte” o “entendidos de arte”, sólo por la calificación errónea que se da a un espectáculo. Aunque luego de arte del de verdad, no entiendan ni papa. O aunque entiendan, no les de para comer ni indignamente.

No pretendo aquí gastar energías en criticar la fiesta en sí. Ya en este mismo blog, dentro de la categoría Protección a los animales hay varios artículos dedicados a desmontar uno a uno todos y cada uno de los argumentos de los taurinos. Aquí solo pretendo denunciar la sensación de volver años atrás en tantas y tantas cosas. Espero que la barrera esté en el año 1975. Hasta ahora esto me sonaba a demagógico. Bueno, me lo sigue pareciendo, la verdad… Pero es que Gente Joven empezó en el 1974 y a veces a uno las asociaciones de ideas le vuelan…

Written by 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduce el numero que corresponde a esta operación aritmética: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.