Un país con dos cojones.

Sigo en mi línea de comentarios políticamente incorrectos. Los que ayer me tildaron de rojo sin remedio, hoy me tildarán de fascista, pero es normal en quien no puede mover su línea de perspectiva para formarse una opinión total de las cosas, sin perder un núcleo ético como centro de todo pensamiento. Bueno, al lío.

Hace mucho que se viene manejando la idea de que España es un pais de acomplejados, de personas que son incapaces de sacar adelante cualquier decisión importante que nos afecte a España como nación, o como Estado. Y yo creo que no es cierto. Y no depende de ideologías políticas, sino de España como idiosincrasia. A veces equivocamos la dirección de nuestra falta de complejos, pero bueno, el caso es que complejos, lo que se dice complejos, nanay. Y habrá que pensar si los acomplejados no son precisamente los que, dada su falta de valor y con sus propios complejillos, temen cualquier cambio como quien teme la peste. En definitiva, los que en el fondo, no tienen fe en España.

Cada día estamos más convencidos de que estamos en el camino correcto para acabar con la lacra del terrorismo. A veces, cuando los terroristas acobardados dicen que van a dejar de matar, como si eso fuera un notable esfuerzo, les tendemos la mano para sacarlos del pozo y eso no es complejo alguno. Es altura de miras. Y aplaudo a Aznar y Zapatero (aunque parezca mentira) por intentarlo. Sin complejos. Y cuando eso no ha funcionado, se les ha mandado a la cárcel más lejana de España, a pesar de que eso va en contra de la Resolución 43/173, de 9 de diciembre de 1988, del Conjunto de Principios para la protección de todas las personas sometidas a cualquier forma de detención o prisión. Pero nosotros, sin complejos de ningún tipo. Como tiene que ser. Y no es ironía. En ciertos momentos, ciertas tragedias humanas se han de paliar e intentar evitar por casi todos los medios a nuestro alcance. Lo que es criticable es que en unos casos se haga bien y en otros casos no se haga. Los neoconservadores ven bien atacar a Iraq y no ven bien atacar a Israel, siendo ambos Estados genocidas, por más que uno de ellos se ampare bajo una democracia formal que en realidad es una democracia parcial, concebida para que unos pocos elijan a sus representantes, que les ayuden a criminalizar a los otros muchos. Los progres ven bien criticar a Israel, pero les salen urticarias cuando hay que criticar a Cuba o a Corea del Norte, o incluso a China, por más que ya solo sea nominalmente comunista.

Pero nosotros por encima del bien y del mal, incumplimos lo que haga falta para cumplir nuestros objetivos. Como toca. De la misma forma que hicimos al salir de la guerra de Iraq a pesar de todos los dedos acusadores. ¿Se hizo mal? ¿A destiempo?, pero con dos cojones, reivindicando nuestra postura ante una guerra evidentemente injusta. Y en el fondo es como debiera de ser. ¿Nuestra postura era más a destiempo que la de Estados Unidos? Al final Estados Unidos se retira también, con un problema creado y mil problemas sin resolver. Como nosotros, pero con miles de muertos más. ¿Quién se fue a destiempo?. Así, sin complejos.

¿Quién es más acomplejado? Hay gente que se queja de que España es un pais de acomplejados porque no puede sacar la bandera de España porque le llaman facha. Es que no lo hacemos bien. Saca la bandera de España el 14 de abril. Sácala también el 18 de julio. Sácala el día que gane el PSOE, porque triunfa la democracia. Sácala el día que gane el PP por la misma razón. Sácala el día que juega la selección de España (no sólo cuando gana) y el día 12 de octubre. El dia de tu autonomía, el día de todos los Santos. No la encierres para el dia de la manifa contra el aborto. Siempre hay una ocasión para lucir bandera. Y deja de acusarnos de acomplejados, sencillamente porque no quieres sacar la bandera porque 4 gatos te digan facha. Miles de personas pensarán que eres español y nada más. Presume y luce españolidad.

No somos acomplejados. Hacemos cosas que otros no se atreven. Tenemos un gobierno pésimo, pero eso no significa otra cosa más que nos equivocamos al votarles. No tiene otro significado. Somos un pais con dos cojones… y encima, ganamos el Mundial.

Written by 

2 thoughts on “Un país con dos cojones.

  1. Pues si España no es un país de complejos habrá que encontrar otra palabra que describa lo que pasa. No nos fuimos de Iraq por gallardía ni principios morales, sino por electoralismo. Por esa misma razón nuestro AVE no se ha trazado con criterios económicos. Por ese motivo se negó la crisis. Por eso variamos los criterios diplomáticos, educativos y energéticos.

    Vivimos en un país en el que las ideologías están por encima del interés general. Los partidos invaden impunemente cualquier ámbito público o privado. El BOE es puro marketing. Las instituciones se pervierten. ¿Cómo llamar a una sociedad civil que consiente una política así? ¿Acomplejada? En Luxemburgo no pasa.

    Hasta la política está acomplejada. A los conservadores les da alergia declarar que pertenecen a una derecha vinculada a una Internacional Liberal absolutamente democrática. Los progres, desde que cayó el muro, andan sosteniendo banderas ecológicas, feministas, sostenibles y renovables por hacer algo.

    Cualquiera se atreve antes que nosotros a tomar medidas serias. Valgan como ejemplo las medidas anticrisis alemanas y la derogación en Holanda de la Ley Antitabaco el pasado uno de enero.

    No nos equivocamos al votar a este gobierno. Es el que queríamos, porque votamos en contra de los demás y toleramos a los nuestros que mientan, que roben y que maten. Pero que no nos empobrezcan. Si lo hacen, dejaremos a un lado nuestros complejos y votaremos con la cartera.

    Nadie va a reconocer que el Estado del Bienestar no es compatible con las actuales autonomías. Nadie va a decir que en España, ningún nacionalista va a declarar jamás su independencia. Nadie reconocerá que España sufría una crisis de formación y de productividad que era una bomba de relojería. Nadie dirá que hay centenares de miles de parados que jamás van a encontrar empleo porque no interesan a nadie. ¿Esto no son complejos? Pues llamémosle de otra manera y lo dejo en el aire.

    Por cierto, China es un país comunista hasta la médula cuya desleal y tramposa economía aprovecha un superávit financiero brutal para jugar al Monopoly. Y si no, que pregunten al amigo Google y a sus primos.

    Espero haber entendido bien el sentido del artículo al que contesto y haber dejado claro que, si el estado de las cosas no es cuestión de complejos, lo será de algo que se me escapa, pero que no es bueno. Quizá sea ignorancia. Como la que derrochó la Roja al presentarse en Sudáfrica sin saber que la Gloria no se consigue sólo con dos cojones.

  2. Todo eso no son complejos, es incompetencia. Lo peor que puede pasar es eso, la incompetencia sin complejos. Que encima de feo y gordo, el niño salga sin complejos y salga a la calle con pantalones ajustados. Excepto en lo de Iraq, que yo creo que independientemente de electoralista, fueron prudentes y acertaron, aunque no sea más que por casualidad, como el burro de Tomás de Iriarte.
    Con el texto (me parece pretencioso llamarlo artículo), quería poner de manifiesto precisamente que cuando no hacemos bien las cosas es por dos motivos. Por incompetencia, cosa bastante evidente en nuestros días, o por interés particular. Por puro egoísmo, pero no por complejos. Nuestros políticos no son unos acomplejados, sino unos sinvergüenzas, salvando honrosas excepciones (que sin duda deben existir). Las cosas que no dicen no son por otra cosa que por la de no perder los votos de los cuatro gatos que se podrían sentir ofendidos. Y sumando gatos, tenemos, curiosamente, una perrera. Y cuando vemos esa perrera, en vez de salir a la calle a defender honradamente nuestra realidad, somos los ciudadanos los que nos acomplejamos en nuestra propia desgracia, y nos entristecemos y nos deprimimos. Y guardamos nuestra bandera de España (es solo un ejemplo, un símbolo, un paradigma), en nuestro armario particular y sacarla solo cuando nos rodeamos de nuestros afines. Y entonces, defendemos nuestros complejos acusando a los demás de acomplejados, cuando en realidad los demás hacen lo que les está saliendo de sus santas narices, campando por sus fueros de incompetencia. Y ese es el problema real. Que no sacamos nuestras banderas más que cuando nos sentimos cómodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduce el numero que corresponde a esta operación aritmética: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.