La principal diferencia entre un ateo y un creyente.

Pululando por la red, y participando en cuanto foro encuentro, me encuentro siempre con  el problema más básico de todos. ¿Qué nos diferencia a ateos y creyentes? ¿Cual es la esencia de la diferenciación? ¿No creer en Dios o dioses? ¿La raciobnalidad? ¿La moral?

Atheist-Badge-Bronce

Creo que al final, todos esos puntos mencionados no son sino manifestaciones de un hecho diferencial claro. No creer en dioses no es en realidad diferenciador de un ateo. Hay gente que no cree en dioses, y sin embargo cree a pies juntillas en el horóscopo, o en extraterrestres reptilianos que dominan el mundo. La racionalidad es también una manifestación del hecho diferencial. Hay creyentes que son, dentro de un orden, bastante racionalistas y no por ello son ateos. Tampoco es la moral, en sí, hecho diferencial de nada.

¿Cuál sería entonces ese hecho diferenciador? La respuesta, como a tantas cosas, está, en realidad en la filosofía. La diferencia principal entre el ateo y el creyente es puramente metodológica. Podríamos decir, sin temor a equivocarnos demasiado, que ambos, creyentes y ateos, sí que tienen algo parecido a la creencia de estar en posesión de la verdad, de algún tipo de verdad. Pero esa “verdad” es muy diferente en unos y en otros.

La verdad “atea” es una verdad puramente epistemológica. El ateo piensa que la racionalidad sigue un camino hacia la obtención de respuestas válidas y esas respuestas válidas se hallan en el método científico. A pesar de sus limitaciones, o seguramente gracias a ellas, el método científico es una poderosísima herramienta en manos de la Razón para encontrar respuestas. A partir de ahí todo lo demás es pura circunstancia, puro relativismo, puro accidente, pura contingencia. Las cosas son así, pero podrían ser de otra forma. Incluso desde el punto de vista ético, a pesar de la convicción de que existen derechos universales, éstos no provienen de ser superior alguno. Y por eso mismo tampoco tiene cabida el dogma.

La verdad absoluta del creyente es, sin embargo, ontológica. No afecta al modo de alcanzar el conocimiento, sino al conocimiento mismo. A través de mecanismos irracionales se llega a la convicción de que las cosas son así y no pueden ser de otra forma. Dios existe, el alma inmortal existe, dios dicta las normas que son, por tanto, también incontrovertibles. Aquí el método de conocimiento, lo epistemológico, pasa a un plano secundario (tanto, que no existe). La fe es el único camino que siguen para alcanzar esa verdad absoluta. En ocasiones se basan en indicios que no tienen conexión como prueba, porque son de origen dudoso o fraudulento (libros sagrados, testimonios no válidos, etc.), pero al final, la única forma que tienen de afirmarse y reafirmase en su verdad es a través de la fe irracional.

Esto debería ser suficiente para establecer una frontera entre ateos y creyentes. De esa forma eliminaríamos del primer grupo un montón de gente que se denomina a sí misma “ateos” pero que en realidad son antirreligiosos o, simplemente, no creen en el dios en el que han sido educados, pero que lo han sustituído por mil y una estupideces.

Como siempre, se admiten respuestas y comentarios.

 

Written by 

2 thoughts on “La principal diferencia entre un ateo y un creyente.

  1. Creo que en realidad te equivocas. Estás confundiendo ateo con escéptico y creyente con crédulo. Reemplaza esas palabras en tu texto y podría suscribirlo. Como está escrito, estoy en total desacuerdo con él.

    Ateo es solamente el que no cree en dios o el que llega a negar que existe. Lo demás es otra cosa.

  2. Hola, Marcelo. Si estás de acuerdo y suscribes cambiando términos es que es una discusión meramente terminológica. En tal caso, circunscribo el debate, de momento a esto. ¿Qué ocurre con una persona que dice: “no creo en Dios. Todo el mundo se rige por las leyes del karma”. En este caso tenemos a una persona que no cree en ningún Dios a la usanza de las religiones. Cree en el karma, que no es un ser inteligente, sino una “ley del universo”.

    ¿Esa persona es atea? ¿O simplemente nosotros estamos restringiendo voluntariamente el concepto de Dios a las tres religiones monoteístas y poco más? Creo que la historia nos enseña que la religión es más que eso, y que no debemos ser tan literalistas, etimologistas incluso, a la hora de definir un concepto que, viendo la evolución de las religiones, sectas y similares, se nos quedará pronto muy corto.

    De todas formas, justo es decir que tienes razón en que el artículo está poco matizado. ¿Podríamos añadir que el ateo lo es para lo metafísico, lo cosmológico, cosmogónico, teleológico y escatológico y el escéptico para eso y todo lo demás? Porque no cabe duda de que el ateo es en realidad un subtipo dentro del espectro escéptico. Así el escéptico iría también a lo histórico, lo político, lo periodístico, lo artístico, etc. ¿Así estaría mejor?

    Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduce el numero que corresponde a esta operación aritmética: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.